Publicado por:

Hola amigos de la danza!

De nuevo con vosotros en esta nueva etapa del blog, en la que me voy a apoyar en material audiovisual para poder compartir más cosas, pues si amplio es el mundo de la danza, yo con mis años acuesta de experiencia, tengo mucho que compartir. Y ya sabéis lo mucho que me gusta poder compartir mis conocimientos con todos los amantes de este bello arte.

He comenzado por las cosas básicas, si el último día, lo hicimos con las puntas, hoy lo vamos hacer con el  peinado que usamos las bailarinas, el moño. Como hacer un moño para danza. Algo que aunque es sencillo de realizar, necesita de práctica, bueno como casi todo en la vida. El moño tiene una teoría sencilla, y una vez le cogéis el tranquillo lo podréis hacer un “plis plas“.

Antes de comenzar necesitareis, un buen cepillo, fijador para el pelo, laca, ganchos de moño del color adecuado según el tono de pelo, una goma, y sobretodo una redecilla, que hará que vuestro moño se mantenga sin despeinarse, y sin que aparezcan esos molestos pelillos que afean tanto el resultado.

Vamos a empezar con un moño con un pelo liso, y con un largo adecuado, el más sencillo de hacer.

Superada la primera experiencia, vamos a complicarlo un poco, por que no todas tenemos el pelo liso, también puede suceder que te encuentres con un pelo rizado y hago rebelde, no hay que preocuparse, cuesta un poquito más pero como todo, tiene su técnica, y además nos podemos ayudar de un poquito de fijador para esos pelillos que se niegan a quedarse en su sitio. Vamos a verlo.

Y por último vamos a por ese moño, con ese pelo que parece sencillo, pero que es muy largo, y que nos parece que no vamos a poder dominarlo, pues hay un truco para él. Solo es cuestión de conocer el método que os voy a explicar.

Bueno, pues eso es todo lo que os quería contar hoy, que ya es mucho. Lo importante es hacerlo con tranquilidad, y teniendo los materiales adecuados, ganchos de moño imprescindibles del color del pelo, y sobretodo no os olvides de las redecillas, que mantendrán el peinado e impedirán que se despeine.

Hasta aquí, el post de hoy. Nos leemos pronto

Mónica Montañana