0001
Publicado por:
Categorias: enseñanza

Hola amigos de la danza:

Después de un tiempo de inactividad, no tenia tiempo ni para peinarme,han sido un par de meses de locura,  vuelvo a poder sentarme al teclado para poder escribir el blog.

No es nada nuevo para todos aquellos que me conozcáis mi preocupación casi obsesiva por la educación, por la buena educación, pues bien hace poco, he leído dos artículos que no ha  hecho más que afianzar mis teorías educativas sobre como logra ser un buen profesor. El primero es una entrevista a Cesar Bona, que es el profesor español que ha estado nominado en 2015 al Global Teacher Prize, más conocidos como los Noble de la enseñanza  entrevista a Cesar Bona  y el segundo es también una entrevista a Howard Gardner un prominente neurocientífico estadounidense, psicólogo, profesor de Harvard y autor de la teoría de las inteligencias múltiples  entrevista a Howard GardnerAmbas tenían un punto en común si bien Cesar Bona lo enfoca directamente a la educación y dice “Tener buen corazón es requisito indispensable para ser profesor”. el profesor de Harvard lo amplia a todas las disciplinas alegando las malas personas no puedan ser profesionales excelentes. No llegan a serlo nunca. Tal vez tengan pericia técnica, pero no son excelentes.”

Es maravilloso descubrir que lo que tu sospechabas es casi refrendado por un profesor de reconocido mérito y un científico altamente considerado.

El maestro ha de ser un modelo de proceder. Si nuestro comportamiento se basa en ir alardeando de nuestras capacidades y logros, en despreciar a los demás, les hacemos creer a nuestros alumnos que esa es una forma de actuar respetable e imitable. El movimiento se demuestra andando y el profesor debe ser un espejo donde se deben poder mirar,  el desprestigio a los compañeros con el fin de parecer mejor no es un ejemplo que debamos darles. Se les debe mostrar como ser personas integras y sinceras en todos los ámbitos y lo digo también por esas escuelas que engañan a los padres dando información errónea, ocultándoles datos o abusando de la confianza que depositan en ellos.

Hay que tener en cuenta que el alumno no solo aprende técnica, sino un comportamiento para su vida profesional y un docente  integro y honesto enseñará esas cualidades con su trabajo. Hay que ser impecable en todos los ámbitos de la relación con el alumno, hacia la información que se les da a los padres, hacia la dirección de la escuela, hacia nuestros compañeros y colegas y sobretodo hacia nosotros mismos. El respeto y la honradez es lo que acaba de cerrar un buen profesional.

Y en definitiva todos estos adjetivos, todas estas características no hacen mas que englobar una definición muy sencilla, ser una buena persona. ¿No os parece maravilloso descubrir que para ser un buen docente sea imprescindible ser una buena persona? La bondad esa cualidad que en la vida actual parecía estar relegada a ámbitos muy estrechos, se descubre como el pilar de la educación y la verdad eso ¡me encanta!

Bueno y eso es todo por hoy, os recomiendo que si tenéis tiempo leáis las entrevistas, y nos vemos en el próximo blog.

Saludos.

Mónica Montañana

 

 

 

Etiquetas: , ,