Escuela de Arte | Isabel Guirao

27 de marzo, 2019 - Arte - Comentarios -

escuela arte

Hola, amigos de la danza,

hace unos meses os hablamos del nuevo proyecto que La Duncaniana había puesto en marcha, comenzó con el nombre de Duncanianart para pasar a llamarse Escuela de Arte Isabel Guirao, en un primer post https://www.laduncanianadanza.com/blog/crea-arte-monograficos-de-arte, os contamos todo lo que teníamos planeado, y ahora quiero contaros la experiencia de llevarlo a cabo.

En primer lugar, hemos encontrado nuestro espacio, no un aula sino una parte de la escuela que es una casa de 1872 que nos permite que todo nuestro material este siempre colocado a alcance, y no hay que montar y desmontar cada vez. Es un Taller de arte, como el de los grandes artistas, un lugar propio que no se usa para nada más. Disponemos de un jardín, un privilegio en la ciudad, un jardín con césped, lleno de plantas y de bodegones reales, nuestro limonero, nuestro olivo, las calas, alocasias, lo que permite que los alumnos puedan salir a pintar con luz natural, aprovechando esa luz mediterránea, esa luz única.  Y para rematarlo contamos con la inestimable ayuda de algunas de las bailarinas que posan para los artistas, modelos que son un privilegio, pues los bailarines son grandes controladores del movimiento, además al tener los músculos definidos permiten que puedan copiar esos detalles que de otra forma sería prácticamente imposible. Modelos con los trajes de repertorio, van a poder pintar a Coppelia, a Esmeralda, Raimonda variedad y belleza.

 Luz natural y modelos, es todo un lujo, alcance de la mano. Arte al aire libre.

En la clase del sábado por la mañana de la Escuela de Arte, por el perfil del alumnado, de forma natural y espontanea, aunque guiada por nuestra profesora Isabel ha surgido temas de reflexión que han facilitado el desarrollo de un pensamiento crítico, que no es otra cosa que desarrollar la opinión propia de los alumnos. De forma que cada sábado planteábamos un tema y divagábamos sobre lo planteado. He de decir que el hecho de poder salir a la terraza hace que estemos relajados, que se pierda un poco la sensación de estar en clase, y se da una imprimación de grupo de amigos haciendo lo que hacen los amigos disfrutar y charlar. Es algo especial, se ha creado un micro mundo entre los alumnos, la mayor parte de ellos adolescentes.

Comencé, como experiencia personal a acudir a las clases con mi hija, y me di cuenta que era una forma de conectar de forma diferente con una preadolescente, al estar trabajando al mismo tiempo en diferentes obras, los canales de comunicación se abren de una forma natural, disfrutando al hacer algo juntas, es compartir unos momentos en los que los niños están totalmente relajados.

Pero no es solo mi experiencia, Victoria, que es arquitecta, también acude con su hijo Niko, como actividad conjunta, para hacer algo nuevo con él.  Ha resultado una experiencia tan enriquecedora, que hemos pensado en realizar unos talleres de “Arte en Familia”, para que los padres que lo deseen puedan acudir a clase con sus hijos con la intención de abrir una vía de comunicación y compartir una afición común.

Más adelante os daré fechas sobre “Arte en Familia” para que podáis acudir, y comprobar que es una gran experiencia. Tengo muchas más cosas que contaros sobre algunos proyectos de la Escuela de Arte Isabel Guirao, pero lo dejo para otro día.

Me despido hasta el próximo post.

Mónica Montañana.

Deja un comentario

Los chicos también bailan!!

22 de noviembre, 2018 - General - Comentarios -

niños bailarines

Hola, amigos de la danza

Os voy a contar una situación que me ha pasado más veces de la que me gustaría; Un día cualquiera entran en la academia un papa y una mama, acompañados por sus hijos. La nena quiere apuntarse a danza y los papas encantados preguntan turnos, precios y se informan con mucho detalle, de repente el nene dice que él también quiere bailar, se produce una mirada incomoda, y se sentencia con un “esto no es para nenes, es para tu hermana”.

Por supuesto es una dramatización, pero ha sucedido, y con diferentes variantes. Teníamos el caso de los papas que apuntaban al niño cuando era pequeño, pero que en cuanto crecía, había que borrarlo y apuntarlo a futbol o cualquier otro deporte más masculino. Hemos tenido que “sufrir” con algunos alumnos que han desistido de sus clases de danza, porque en el colegio sufrían burlas demasiado crueles.

Pero afortunadamente las cosas están cambiando, ha sido un cambio sutil, que se ha producido poco a poco, pero que ha llevado a un aumento considerables de alumnos en nuestras aulas. Por fin traen a los niños a bailar, se ha perdido ese perjuicio sobre que la danza era solo para niñas, se está notando ese cambio por parte de los padres que tienen otra visión de los roles de niños y niñas.         

Y eso nos alegra muchísimo por ellos, porque cuando a un niño le gusta la danza, la cara de alegría que pone es la misma que la de una niña, no hay distinción. Y te partía el alma cuando les oías decir “esto no es para ti”.

 

Y aunque reciben las clases juntos, porque las clases de danza son para chicas y para chicos este año al tener más alumnos nuevos, hemos podido abrir un grupo solo para ellos, hemos podido abrir un grupo de “técnicas de ballon”.

Suena extraño ¿verdad? Para explicaros esta técnica tenemos que remontarnos al reinado de Luis XIV, que era un gran apasionado de la danza, se creó la Real Academia de la Música y la Danza, lo cual daría impulso al desarrollo del ballet profesional, pues en ella se establecieron las primeras reglas de lo que hoy se conoce como danza académica, establecidas por los maestros, encabezados por Pierre Beauchamps. Uno de sus colaboradores fue Claude Balon, bailarín y coreógrafo de altísima reputación. Su nombre está asociado al término “ballon”, que entre los bailarines expresa la capacidad para quedar suspendido en un salto por un instante y caer luego suave y elásticamente.

 Es curioso que al remontarnos en la historia nos encontramos con que en los albores de la danza era básicamente masculina, solamente los hombres tenían acceso al gran ballet de corte.  Si bailaban las mujeres lo hacían sola, y era muy raro ver espectáculos en los que bailaban hombres y mujeres juntos. Con el paso del tiempo la danza se convirtió a ojos del público en algo eminentemente femenino.

Pero no quiero desviarme del tema, el motivo de estas clases es por qué trabajamos sobre todo la potencia de salto y la técnica de salto, la batería, los allegros. Algunas de nuestras alumnas de clásico avanzado vienen a estas clases para coger fuerza porque viene muy bien saltar mucho y trabajar la batería y los allegros por que se coge mucha fuerza.

Estamos muy contentas porque a los chicos por fin se les valora y se les ayuda, se les permite acceder con mucha más facilidad a la danza. Estamos muy felices con nuestros chicos, hay pequeñitos que todavía no pueden venir a esta clase, pero ya llegará, es muy importante tener una base generacional para que pueda existir futuro.

Y con esta felicidad me despido de vosotros, hasta el próximo post.

Mónica Montañana.

Deja un comentario

Crea Arte, Monográficos de arte

16 de septiembre, 2018 - General - Comentarios -


La felicidad a través del arte.


Hola, amigos de la danza.

Hace ya varios años, que Isabel Guirao y yo, aprovechando nuestra compenetración como artistas, hemos hablado mucho de desarrollar un proyecto partiendo de la conjugación de la danza y el arte, habilitando un espacio en el que poder desarrollar todas las ideas que han ido surgiendo a lo largo del tiempo y de interminables charlas.

Y decidimos llevarlo a cabo, comenzamos con unos talleres en el curso de verano de La Duncaniana, que se saldó con un gran éxito, lo que nos dio alas para ampliarlo.

Es un planteamiento nuevo que han fluido fusionando nuestras experiencias en el mundo del arte.

Partimos en La Duncaniana aprovechando el aula disponible, pero con intención de ampliar a otra sede que actualmente está en proyecto.

Con la experiencia de 10 años de Isabel tratando con niños en el ámbito del arte como docente, y la mía como pedagoga de la danza, nos hemos lanzado a esta nueva aventura para intentar que el arte llegue a una parte de la sociedad, a los niños, que todavía no ha desarrollado prejuicios estéticos, y de los pocos que tienen pretendemos liberarlos.

Queremos ser un aula donde los niños puedan soltarse, salir de las 4 paredes estrictas en las que las clases de arte parecen haberse convertido. Rompiendo tabúes.

Lo que intentamos conseguir es que superen el miedo a equivocarse, con la intención de ver lo bueno de cada alumno y reforzarlo, buscando algo que es muy importante: subir la autoestima, exponiendo la parte positiva de su personalidad, logrando que se refuerce por que los demás lo valoran.

En el primer monográfico, “LA MUSA” desarrollaremos una línea de conocimiento de la historia del arte, con un recorrido general para que entender el concepto de la función del arte, y nos relajaremos y disfrutaremos con artistas como Picasso, Matisse, Calder, Mondrian, Paul Klee, Schnabel, Chillida.

Estudiaremos una o dos obras del artista, hasta que el alumno pueda reconocerlo con un golpe de vista.

Al mismo tiempo tenemos el otro monográfico “GENIALIDAD” es un resumen adaptado al nivel de los alumnos de bellas artes y de los primeros años comunes de artes y oficios.

En el que veremos el análisis de forma, dibujo, pintura, escultura, color, sintaxis, perspectiva, estructura, volumen, técnica mixta, acuarela.

Dándole importancia al dibujo artístico y a algunas técnicas que han caído en desuso. Intentado alejarnos lo más posible del tipo de enseñanza más conservadora. Buscamos la manipulación de materiales, y haciendo hincapié en el boceto rápido.

Todo siempre adaptado al nivel y edad de los alumnos.

Por un lado, veremos los artistas contemporáneos para que conozcan el lenguaje visual y por otro lado todo lo que es la disciplina artística de las artes plásticas desarrollada a nivel académico.

Durante las clases utilizaremos, además de los materiales obvios para la pintura, los medios digitales que tenemos a nuestro alcance, como son móviles y tabletas.

Por lo que la utilización de esos aparatos no solo no estará prohibida, sino que es altamente recomendable.

Buscamos alumnos que quieran aprender, a partir de 5 años en adelante. Un grupo será de niños de primaria, y el otro de alumnos de secundaria.

Existiendo también grupo de adultos. 

Los grupos de primaria, serán los sábados por la mañana, los de secundaria los lunes, miércoles y los adultos martes, jueves por la mañana.

La duración de cada monográfico será de un cuatrimestre con un certificado de asistencia.

Nuestra intención es llegar a un público muy diverso, pretendemos llegar tanto a ese niño que encorsetado en las clases de dibujo del colegio no le dejan desarrollar su imaginación, como a ese otro que necesita reforzar su autoestima descubriendo lo que lleva en su interior.

O ese otro alumno que tiene algún tipo de diversidad, intentando que sean clases de pintura inclusiva.

Dentro de esa diversidad, también tendremos una parte social. Para abrir las puertas para todos, existirá la posibilidad de acudir a las clases con una beca.

Teniendo como objetivo el desarrollo de las capacidades del alumno. Dando mucha importancia a que desarrollen la creatividad, que aprendan a mirar, a valorarse y sobre todo la disciplina del trabajo bien hecho, a cuidar sus herramientas y utensilios, entrando en los valores transversales

Por qué lo que realmente buscamos con estos monográficos en conseguir la felicidad a través del arte.

Lo que más feliz nos haría, y con lo que estaríamos plenamente satisfechas, es que los alumnos salieran de las clases después de haber disfrutado, felices y orgullosos de sí mismos y con un lenguaje visual propio.

Una vez contando todo esto, y con la ilusión a flor de piel, me despido de vosotros hasta el próximo post.

Mónica Montañana.

Deja un comentario