El descubrimiento de la danza inclusiva

23 mayo, 2018 - General - -

Hola, amigos de la danza.

Para los amantes la danza, esta es mucho más que un arte, es una forma de vida. Cuando estás inmerso en ella, buscas como ampliar sus límites, como poder encontrarle más sentido que el meramente hermoso, y es aquí, donde los bailarines descubren todo un mar de posibilidades.

Todo esto que os estoy contando, os resultará más claro, si os pongo un ejemplo, y lo voy a hacer a través de la experiencia de una de nuestras profesoras Laura Juncal.

Laura, compaginando sus estudios de danza cuando estaba fuera de España, comenzó a estudiar educación social y entonces descubrió algo que se le acoplaba como anillo al dedo, la DANZA INCLUSIVA.  Hay que tener muy en cuenta que la danza tiene un gran valor educativo, pues no solo desarrolla elementos corporales, sino también posee un elemento social que aprovecha la danza inclusiva.

Este tipo de danza, tiene su base en la integración, significa que una persona que tiene algún tipo de diversidad funcional, pueda aprender y practica la danza, junto con otras personas que no lo tienen. No se trata de danza terapia, es simplemente que cualquier colectivo tenga acceso a este bello arte. La idea es que no haya exclusión, sino inclusión, que los niños se relacionen unos con otros. Esta forma de enseñar la danza es bastante reciente, y en sí misma no hay ninguna metodología, cada asociación lo plantea de una forma diferente, pues diferentes son todos y cada uno de sus alumnos, unos por diversidades funcionales, y otros por no tenerlas. No se cierra las clases a nadie, son clases de danza para todos.

A ellas acuden niños con autismos, son síndrome de Down, con enfermedades rara, niños sin diagnosticar, y niños sin ninguno de estos trastornos.

Laura acude como voluntaria, y hace las funciones de profesora de apoyo, en el grupo que participa, siempre hay tres profesores, para intentar que todos los alumnos reciban la atención necesaria, pero siempre dentro del grupo, para fomentar las relaciones entre ellos.

Lo cierto es que no hay muchos grupos de Danza Inclusiva en València, pero Laura acude a Entrelazados danza @DanzaTeatroEntrelazados, dirigido por Silvia Valentín, que da sus clases en estudio21. Hay diferentes grupos con niños a partir de 6 años.

A pesar de que no es un tipo de danza muy conocido, el Centro Dramático Nacional organiza por sexto año consecutivo el festival "Una mirada diferente" que este año se celebra del 17 al 28 de mayo en Madrid, con "la intención de convertirse en un espacio de exhibición y de reflexión, para mejorar la inclusión de los artistas con discapacidad en el sector de la cultura". http://www.danza.es/actualidad/una-mirada-diferente-2018.

La Danza Inclusiva significa bailar todos juntos; No es ayuda, es normalización, lo principal, lo que se busca es la socialización y la participación.  La danza desarrolla capacidades que favorecen el desarrollo personal y, en consecuencia, su integración en el entorno en el que vive el niño, sin importar el tipo de capacidades que posea.

Es maravilloso descubrir que, no solo es maravillosa y bella, sino que además puede aportar mejoras en la sociedad, y es que la danza.. Lo tiene todo.

Y aquí me despido, hasta el próximo post.

Mónica Montañana

Deja un comentario - Comentarios

Certámen ORBE, orgullo y agradecimiento

27 abril, 2018 - General - -

 

 

¡Hola amigos de la danza!

Cojo un poco de aire, y hago un descanso para hablar con vosotros, Estamos ya en la recta final de curso, y entre los certámenes, los exámenes de la Royal y el festival de fin de curso, tengo que hacer malabares con el tiempo para poder dar abasto a todo.

Acabamos de regresar de ORBE un certamen que se celebra en Burgos, pero que realiza una edición mediterránea en ELDA en la que LA DUNCANIANA participa. Está dirigido a bailarines amateurs y semiprofesionales. Este año hemos participado más de 1400 bailarines de academias y conservatorios de todo el panorama nacional. Con una afluencia de público de más de 5000 personas. Os podéis hacer una de idea la importancia que tiene a nivel de participación.

Hasta aquí los datos generales, ahora mi impresión personal, lo cierto es que nos ha encantado, este tipo de certámenes crea mucha ilusión en los alumnos, muchas ganas de mostrar el trabajo realizado, eleva las ganas de bailar. Les hace medirse con los demás y eso es imprescindible para el alumno, para saber dónde se encuentra y para elevar la moral. Se toca escenario, que también es muy importante. Este tipo de actividades las consideramos en el centro, muy importantes, lúdicas y necesarias para el bailarín.

La organización del festival trabaja muy bien, a nivel profesional y personal y eso se nota, por lo que nos encanta ir a este certamen. Además, un nivelazo de los participantes, teniendo en cuenta que es un certamen nacional, eso ya son palabras mayores. Por ese lado estamos más que contentas.

Pero el excesivo horario en el que se les quedo el sábado, seguramente por el exceso de participantes, hizo que nuestro grupo de danza urbana, tuvieran que esperar un número de horas inasumibles. Menos mal que nuestros chicos pueden con todo, y pudieron con el desafío.

¡¡¡¡¡Y que puedo decir de nuestros alumnos, si no tengo palabras de lo orgullosa que estoy!!!!! Se me llena la boca de orgullo cuando hago recuento de todos los premios que se han llevado:

  • Zaida M. Oro en Clásico
  • Marta y Elia, Plata,
  • Paola, Blanca, Elena y Claudia, Plata
  • Carlota, Adriana y Aitana Bronce
  • Irene, Bronce
  • Paula
  •  Andrea, Bronce
  • Emma Z. Emma S, Lucia, Bronce
  • José P. Oro en Jazz y Premio Artista revelación
  • Hugo, Bronce
  • Elia, Plata
  • María y Ana, Plata
  • Blessing y Emma, Bronce
  • Silvia, Bronce
  • Ainhoa y José Primer Premio especial ORBE
  • Aitana y Sofía, Plata en Moderno
  • Paula y Mireia Bronce
  • Pablo y Laia, Bronce en Jazz
  • Ana Oro en jazz
  • Rocío, Bronce en jazz
  • Grupo Mayores, Bronce en Jazz
  • Silvia, Plata en Contemporáneo
  • Compañía Duncaniana, Bronce en Contemporáneo
  • Grupal contemporáneo Rocío, Silvia y Ana, Plata
  • Blessing, Oro en individual contemporáneo

Si me he olvidado de alguno, perdonar, tanto premio hace que me tiemblen los esquemas.

Después de emocionarme con los premios, llegaba la puntilla cuando la directora del certamen y el resto de la organización nos ha buscado expresamente para decirnos que hemos sido (al igual que el año pasado) la escuela más educada y simpática de todas las que habían participado, y que daba gusto trabajar con nosotras. Y que podía hacer yo, sino emocionarme hasta no poder más. Muero de amor...

Solo puedo agradecer desde el corazón y felicitar a mis alumnos y alumnas, por el ejemplo de saber estar y de profesionalidad. El trabajo y el esfuerzo que realizáis día a día pudo ser observado y premiado, ¡¡¡Os quiero a todos!!!

Pero no solo a ellas, también tengo que felicitar y agradecer a todo el equipo de profesores (Rocío, Ana y Silvia) la inestimable ayuda que recibo de ellas, a Toni por su impagable apoyo, y a los padres y demás acompañantes agradeceros que nos permitáis trabajar con vuestros hijos, y como no, vuestro apoyo y vuestra colaboración sin la que estos eventos no serían posibles. Además de daros un premio por vuestra paciencia, la gran cantidad de participantes, hizo que la duración el sábado de las actuaciones se convirtiera en un reto.

Tengo la obligación de agradecer todas las felicitaciones, y el cariño que habéis demostrado. No os miento si os digo que solté alguna lágrima de emoción. Y ahora solo puedo decir: a por los exámenes de la Royal.

Aquí me despido, hasta el próximo post.

Mónica Montañana.

 

Deja un comentario - Comentarios

Los bailarines y la fisioterapia

28 marzo, 2018 - General - -

bailarines-fisoterapeutas

LOS BAILARINES Y LA FISIOTERAPIA

¡Hola amigos de la danza!

Hoy quiero hablaros de un tema que los bailarines tememos, pero que nos acompaña en todo momento, y son las lesiones, puntualizando más el tratamiento de las lesiones. Como ya os comenté, los profesionales de la danza, sufrimos como deportistas de élite que somos, de un sinfín de lesiones a lo largo de nuestra vida. Afortunadamente existen los fisioterapeutas, que son los profesionales que necesitamos para tratarnos, y mucho.

Pues si hay una característica que hace de los bailarines una "especie" aparte, es la capacidad de sufrimiento que parece llevamos instalado en el ADN. Esto que un primer momento parece algo loable, se convierte, en cierta medida en un enemigo silencioso. Enemigo, por que cuando ya no podemos más con el dolor y acudimos al fisioterapeuta, ya estamos muy machacados, y hemos empeorado. Si bien es cierto que nuestro umbral de dolor está muy alto, esto mismo nos impide darnos cuenta de que estamos lesionados, y así empezamos nuestros tratamientos mucho más tarde de lo que sería recomendable.

Y eso va en contra nuestra, debemos, y en ello me incluyo la primera, aprender a escuchar más a nuestro cuerpo y acudir más pronto al fisioterapeuta, en lugar de esperar a cuando ya no podemos más, reconozcamos que a veces aguantamos demasiado el dolor, no, no está bien, debemos cuidarnos más.

Los bailarines obligamos a nuestras piernas a adoptar posturas que no son naturales, a hacer cosas para las que non están "diseñadas", movimientos que el común de los mortales jamás realizará.

También es cierto que la mayoría de nosotros cuando nos quejamos al médico de que al hacer tal o cual movimiento nos duele, nos encontramos con una repuesta bastante obvia: "no lo haga". Una respuesta que no nos sirve, decirnos que no podemos bailar es como decirnos que no podemos respirar. Por eso el fisioterapeuta se convierte en nuestro mejor aliado.
Los bailarines trabajamos hasta la extenuación la elasticidad, flexibilidad, pero dejamos de lado la resistencia y fuerza, y es ahí donde comienza el trabajo del fisio que tanto nos ayuda, pues nos indica cómo realizar el trabajo de fuerza, para preparar al músculo.

Si bien esto ya es una tendencia en los bailarines de élite que llevan un trabajo importante en este campo, pero los bailarines que no estamos en primera línea adolecemos de este trabajo y sobre todo del trabajo de un fisio que este todos los días con nosotros.

Y es que después de una visita, nos damos cuenta de la sobrecarga que llevábamos y que no notábamos, estamos tan acostumbrados, que no nos damos cuenta de las molestias de nuestros músculos, y esto no es bueno.

Hablando entre nosotras surgen nombres como el de Daniil Simkimm o Maria Ko, ejemplos de bailarines que trabajan la musculación como una parte imprescindible del trabajo del bailarín, y es que afortunadamente las nuevas generaciones tienen muy claro la necesidad de fortalecer los músculos, del trabajo de fuerza y resistencia tanto como el trabajo de elasticidad.

Claro para llevarlo a cabo hace falta tener un apoyo económico, pues se requiere de un entrenador personal y de un fisioterapeuta.

El apoyo de esto profesionales no solo favorece a nuestro cuerpo, pues da al bailarín una mayor seguridad y tranquilidad, además de quitarle el miedo ayuda con el estrés. Y el estrés hace que segreguemos una sustancia que hace que la inflamación avance más. Entonces a menos estrés mayor recuperación.

Pero no nos engañemos, somos una "especie" especial, y ¿qué es lo que en realidad sucede?, que en cuanto el fisio nos dice que estamos bien nos lanzamos, y nos pasamos, así que tiene que frenarnos, porque nos conocen, y en cuanto nos sentimos recuperamos nos forzamos de nuevo como si no hubiera un mañana.

Por eso dejadme que os de un consejo muy importante, encontrad a un fisioterapeuta que os de confianza y que os entienda, será vuestro mejor apoyo. En mi caso encontré en Cristina y Javi de FISIOVALENCIA fisiovalencia.es un apoyo inestimable. Pues necesitamos un especialista que entienda la idiosincrasia de la danza, y que nos entiendan a los bailarines, pues un "no lo haga" a nosotros no nos sirve.

Bueno y me despido hasta el próximo post.

Mónica Montañana.

 

Deja un comentario - Comentarios